¿Por qué a veces nuestros pequeños se «traban» o se «bloquean» al decirnos algo?

¿Por qué a veces nuestros pequeños se «traban» o se «bloquean» al decirnos algo?

La respuesta puede ser que estemos ante un caso de ….

DISFEMIA EVOLUTIVA

La disfemia evolutiva se inicia en la infancia, sobre los 2 y los 4 años de edad, generalmente coincidiendo con la aparición del lenguaje conectado (adulto).

En la mayoría de los casos la disfemia comienza sin desencadenantes aparentes. En otros casos, se origina por factores estresantes o por la existencia de antecedentes familiares de tartamudez, sobre todo en aquellas personas con alta reactividad emocional y/o rasgos de ansiedad.

Es un proceso normal y bastante común entre los niños y niñas que están en pleno proceso de desarrollo del lenguaje. Los niños se “traban” con ciertas palabras y/o frases. Esto se debe a que el desarrollo cognitivo en esta etapa es superior al desarrollo de su lenguaje. Es decir, piensan mucho más rápido de lo que hablan y cuando intentan expresarse, aparecen los bloqueos y/ o reduplicaciones.

Es un proceso normal y natural del desarrollo, que con el tiempo remitirá solo, por ello NO HAY QUE INTERVENIR ni darle importancia.

Si la disfemia evolutiva persiste más allá de los 7-10 años, podemos hablar de disfemia secundaria. A medida que avanzamos en edad suele ser más grave, ya que está asociada a un importante componente psicológico y social, porque empiezan a tomar conciencia del problema, lo temen, lo anticipan y por ello se intensifica.

Por todo lo anteriormente citado y para que las dificultades no persistan con el paso del tiempo, tenemos que:

  • NO HACER NADA. NO DAR TRATAMIENTO ESPECÍFICO NI INTERVENIR (*).
  • NO darle importancia.
  • NO mandarle que se tranquilice.
  • NO decirle que hable más despacio.
  • NO mandarle que cuente hasta 3 y que hable.
  • NO mostrar impaciencia y dejar que termine de hablar.
  • NO anticiparle el lenguaje o “hablar por él”.
  • NO obligarle a repetir o silabear.

(*)Según ciertos autores, se puede iniciar tratamiento específico, centrado en pautas de relajación y/ o coordinación fono-respiratoria, independientemente de la edad del niño.

Esperamos que os haya sido útil esta información. Hasta la próxima semana.

Los comentarios están cerrados.