ESQUEMA JERÁRQUICO: QUÉ ES Y CÓMO SE ELABORA.

¡Hola a todos!

En la entrada de hoy vamos a hablaros de diferentes estrategias para manipular y relacionar la información que se nos presenta en un texto.
En ocasiones tenemos que trabajar con textos que tienen cierta dificultad, ya bien sea por su extensión o por la densidad de los contenidos. Esta tarea se puede simplificar si la secuenciamos en los siguientes pasos.
En primer lugar, tenemos que realizar una lectura general para familiarizarnos con el texto. A continuación, debemos realizar una segunda lectura, pero en esta ocasión fraccionada. Leeremos detalladamente cada párrafo del texto de forma independiente e iremos subrayando las ideas más importantes o palabras clave. Además, podemos escribir al lado de cada párrafo la idea general que recoge. Esto último, además de darnos una idea de la estructura que sigue el texto, nos ayudará en la comprensión del mismo. Para ello podemos hacernos preguntas, como ¿QUIÉN?, ¿QUÉ?, ¿CUÁNDO?, ¿DÓNDE?, ¿CÓMO?, etc.

Una vez que hemos seleccionado la información, pasamos a la siguiente fase: relacionar la información. Esta fase es fundamental para integrar los contenidos y establecer relaciones semánticas o conceptuales.

¿Cómo lo hacemos?

Existen diferentes formatos que podemos seleccionar en función de cuál nos resulte más adecuado para cada tipo de texto: mapas conceptuales, esquemas jerárquicos, esquemas secuenciales…

Hoy nos centraremos en el esquema jerárquico, por ser el formato que más se adecúa a los diferentes tipos de texto.
Los esquemas jerárquicos nos ayudan a comprender y a recordar mejor lo que estudiamos, ya que relacionan la información y nos permiten establecer una imagen o representación gráfica de todo el texto.

La capacidad de seleccionar, relacionar y ejemplificar la información dependerá del desarrollo cognitivo de los alumnos, pero el entrenamiento y la integración de estas estrategias en su estilo de aprendizaje mejorará su competencia a nivel comprensivo, así como su velocidad de procesamiento.

¿Cómo se organiza un esquema jerárquico?

Lo primero que debes hacer es escribir el título o tema general sobre el que se habla en el texto dentro de un rectángulo (se escribe siempre en mayúsculas). Este es el primer nivel del esquema.
Del primer nivel salen dos ramas. En la de la izquierda defines la idea principal y en la de la derecha, amplias la información.

En el siguiente nivel puedes indicar a la izquierda la clasificación o la tipología y en la derecha, continuas ampliando la información. Sacarás tantos niveles como sea necesario.
Para ellos puedes crear “bolos” en los que escribas en mayúscula las palabras clave que subrayaste en el texto. Una vez tengas todos los bolos, es conveniente asociar a cada bolo una nota, es decir, una pequeña frase que una las ideas.

Finalmente, tendrás que colocar los bolos ordenadamente en el esquema, relacionándolos a través de ramas y su nota correspondiente.

Os dejamos a continuación un ejemplo, así como actividades secuenciadas para realizar esquemas jerárquicos de varios textos para Educación Primaria y para Educación Secundaria.

ACTIVIDADES PRIMARIA

ACTIVIDADES SECUNDARIA

¡Esperamos que os resulte útil!

Fuente del material:
Álvarez-Pérez, L. & Soler-Vázquez, E. (2001). ¡Ya entiendo! Con Hypertexto 1. CEPE: Madrid.
Álvarez-Pérez, L. & Soler-Vázquez, E. (2001). ¡Ya entiendo! Con Hypertexto 4. CEPE: Madrid.

Los comentarios están cerrados.