Día de los Derechos Humanos

Nelson Mandela

En el día de ayer, 10 de diciembre, se celebró el 70 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos. Desde el Departamento de Orientación del Colegio la Milagrosa, queremos dedicar la entrada de esta semana a uno de estos derechos fundamentales: el derecho a la educación.

A lo largo de la historia, este derecho se reservó a determinados colectivos o no contempló a otros. Así, la historia de la educación especial es relativamente reciente, ya que hasta finales del siglo XVIII se consideraba que estas personas no eran “educables”.

Gracias a personas como Ponce de León, Bonet y el abad L´Epeé, en el campo de la deficiencia auditiva, así como Valentín Haüy y Luis Braille, en la deficiencia visual, se inició la educación de las personas con discapacidad sensorial. Importantes fueron las aportaciones de otros autores como Itard, Seguin, Pestalozzi, Montessori y un largo etcétera.

La educación es hoy un derecho fundamental para todos los niños y niñas, y como tal es responsabilidad de toda la sociedad. Creemos que hoy más que nunca es necesario adoptar una concepción humanista de la educación, apostando por la asunción de valores como la solidaridad, la igualdad, la responsabilidad compartida, la resolución pacífica de conflictos, la inclusión…

“La escuela debe ser un lugar para todos los niños, no basada en la idea de que todos son iguales, sino de que todos son diferentes” Loris Malaguzzi.

De acuerdo con este pedagogo, sabemos que cada niño es diferente, apreciando esta diferencia como una oportunidad de aprendizaje. En este sentido, la diversidad humana es el motor que impulsa el desarrollo de la sociedad hasta horizontes imperceptibles. Por tanto, la escuela no debe constituir un agente unificador de las capacidades humanas, sino que habrá de potenciar las capacidades individuales y compensar las dificultades, para el enriquecimiento personal y social.

Este es el reto actual de la atención a la diversidad: detectar la combinación única de inteligencia en cada uno de nuestros alumnos. Aprovechemos estas diferencias como punto de partida de la Educación.

¡Ayudémosles a desarrollar el genio que hay en cada uno de ellos!

Los comentarios están cerrados.