Dios nos quiere felices (02/02/2017)

Hoy hemos reflexionado en torno a la imagen de un payaso, comprendiendo lo difícil que es la tarea de hacer reír, de no perder el buen tono a pesar de las adversidades.

Hoy día es un aspecto de nuestra personalidad que no valoramos, pero que necesitamos cultivar para asumir la vida  como el payaso, con alegría y serenidad.

Necesitamos descubrir nuestro papel más risueño y divertido para transmitir felicidad y buen humor.

Es difícil no asociar el concepto de payaso con el de ingenuidad, como si con la madurez debiéramos ir perdiendo frescura; pero si seguimos defendiendo ideales como el amor, la paz, la justicia o la libertad, esa «ingenuidad» sólo es el reflejo de una calidez y entrega fiel.

Y el mayor exponente de todo esto eres Tú, Señor, capaz de hacernos felices por toda la eternidad.

gallery wordpress plugin

Los comentarios están cerrados.

  • FSE Colegio La Milagrosa Oviedo