Sólo Dios ve el interior de cada persona.

En este último Taller de trimestre hemos reflexionado sobre la importancia de nuestro interior, entendiendo que es lo único que tiene un gran valor en nosotros.

Poco a poco vamos caminado en ese proceso continuo de aprender a interiorizar y aceptarnos.

No es una tarea fácil; necesitamos saber que el Señor está en la verdad más profunda de nuestro corazón y sólo espera que recurramos a Él para demostrar con nuestras obras que vive en nosotros.

Ese es nuestro propósito. Ser testimonio de amor y darnos siempre con generosidad y sencillez.

gallery wordpress plugin

Los comentarios están cerrados.

  • FSE Colegio La Milagrosa Oviedo