El sembrador (Lc 8, 5-10) 18/10/2018

Esta tarde hemos recordado la parábola del Sembrador (Lc 8, 5-10), y aprovechamos para preguntarnos cómo repercute el mensaje de Dios en nuestra vida.

Somos tierra, y es tarea nuestra trabajar para mantenerla abonada y receptiva, para que la semilla dé su fruto. Sabemos que es una labor dura y debemos procurar que sea algo cotidiano, que sea una forma de vida eliminar las piedras y las malas hierbas que no dejan que la cosecha sea buena.

Pero también somos sembradores, y nuestras acciones, sean más o menos acertadas,  también dejan huella, queramos o no.

Sin duda, esta reflexión va muy en relación con la del Taller anterior en que reflexionamos sobre el Mandamneto del Amor.

Hoy, queremos darle la bienvenida a un padre del colegio que se ha unido al Taller. Estamos seguros de que va a aportar mucho al grupo.

gallery wordpress plugin

No se admiten más comentarios