Jesús, modelo de amor y generosidad. (20/04/2017)

Nos volvemos a reunir después de vivir, cada uno de forma diferente, la Semana de Pasión. Y ahora, en nuestra primera semana de Pascua, nos cuestionamos qué huella nos ha dejado esta última vivencia.

Somos conscientes de que Jesús vivió y murió por todos nosotros y solamente eso nos debería animar a ser indulgentes con nosotros mismos y en consecuencia con nuestro prójimo.

Pero no debemos frenar ahí. Queremos ser reflejo del Señor en nuestras vidas y sabemos que no es fácil, que no siempre llegamos donde queremos ni a quien queremos, pero también entendemos que no podemos dejar de perseguir ese noble objetivo.

Es nuestra deuda con Él por su entrega absoluta en la cruz y por su infinito amor.

gallery wordpress plugin

 

 

Los comentarios están cerrados.

  • FSE Colegio La Milagrosa Oviedo